Salmón a la Madrileña

Para 4 comensales:

  • 4 lomos de salmón (1 kg. aprox.)
  • 100 g. de jamón serrano.
  • 1 taza de caldo de pescado.
  • 1 yema de huevo.
  • Unas hebras de azafrán.
  • 1 hoja de laurel.
  • Perejil
  • 1/2 cebolla.
  • 2 dientes de ajo.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.
  • Pimienta.

Preparación:

Salpimentamos el salmón y pasamos por harina.

En una sartén con aceite bien caliente, doramos los lomos. Retiramos y reservamos.

Colamos el aceite para retirar el exceso de harina y en una cazuela de barro (o sartén) se pocha la cebolla y añadimos la picada fina de ajo y perejil.

Cuando la cebolla se haya pochado, añadiremos una cucharadita de harina, el caldo de pescado, la hoja de laurel, el jamón picado y unas pocas hebras de azafrán desmenuzadas.

Cocemos durante unos 15 min.

Añadimos la yema de huevo removiendo para ligarla con las salsa.

Por último, colocaremos el salmón en la cazuela y coceremos junto con la salsa durante unos pocos minutos y listo.

 

** Si queremos, podemos acompañar el plato con unas judías salteadas, unos guisantes, unas patatas cocidas o lo que tú prefieras.

¡Disfrutad de esta receta riquísima de nuestra tierra, y es que en España sabemos cómo hacer las cosas estupendamente cuando de cocina se trata!

rodaja_salmon

*** Recuerda que si tienes una original y estupenda receta, y quieres compartirla para que la publiquemos en todas nuestras redes sociales, nos la puedes enviar a: tiendaonline@islas-cies.com

Buñuelos de salmón ¡Excelentes!

  • 250 g. de Salmón (lomo) limpio de piel y espinas.
  • 2 huevos
  • Media cucharada de levadura
  • Harina (4 cucharadas soperas)
  • Perejil (2 cucharadas de té)
  • Orégano (1 cucharada de té)
  • 1 calabacín
  • 1 cebolla
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen extra

Picar la cebolla y sofreírla en una sartén con 2 cucharadas de aceite sin que llegue a dorarse. Separamos y guardamos.

Picamos el calabacín, muy, muy fino, cortamos el salmón en dados pequeños y agregamos la cebolla que sofreímos antes. Mezclamos bien.

Seguidamente añadimos las levadura, la harina, el perejil, el orégano, salpimentamos y mezclamos bien hasta obtener una masa.

Ponemos una sartén con bastante aceite y lo calentamos para empezar a freír los buñuelos. Cuando esté lo suficientemente caliente y con ayuda de una cuchara sopera, iremos echando en la sartén pequeñas porciones de la masa hasta que se doren y a disfrutarlos.

¡Así de fácil y rápido!

** Es importante ayudarse de papel de cocina para escurrir los buñuelos del aceite en exceso una vez los sacamos de la sartén.

*** Con salmón ahumado quedan también riquísimos. Ya sabes: ¡Échale creatividad a tu cocina, experimente y crea!

 

Aprovecha y entra en nuestra tienda online y difruta de nuevos productos gourmet.

¡Hemos actualizado los precios y hay muchas sorpresas!

Acceder a la tienda online

El salmón y su color: El arma comercial.

Los salmónidos tales como el salmón o la trucha, adquieren su pigmentación anaranjada debido a su alimentación, al ingerir un pigmento llamado astaxantina, un gran antioxidante producido por el alga Haematococcus pluvialis y que da color a crustáceos y otros peces de los cuales se alimentan el salmón y la trucha. Éstos acumulan dicho pigmento en su musculatura tornándola roja pero, debido a que la dieta del salmón es muy variada, existen una gran variedad de colores en su carne (musculatura), que van desde un rosado claro hasta un rojo intenso.

Cuanto más intenso es el color de los salmónidos, son más valorados comercialmente y más atractivos para el consumidor, lo que no significa que por tener una tonalidad más clara éste sea de peor calidad; tanto el sabor como los nutrientes, tales como el omega 3, fósforo, hierro, vitaminas o proteínas, siguen estando presentes en el salmón y la trucha, aportando grandes beneficios a la salud de los que los consumen habitualmente.

Tabla Roche (pigmentación del salmón)
Tabla Roche ( Clasificación del salmón según su pigmentación.)